Viernes 21 de Septiembre de 2018

Programa
En Vivo

DISEÑO Y FUTBOL SE UNEN EN ESTA CANCHA COMO AGENTES DE CAMBIO

Desde las alturas, el campo de juego parece no pertenecer al municipio donde se encuentra. Su vibrante tapizado a dos tonos de azul choca con el resto de la cuadra que, en vista área, es una amalgama gris sin aparente principio ni final.

Se trata de la cancha La Doce y es, quizá, justo lo que necesitaba Valle de Chalco Solidaridad, una de las regiones más marginadas en la zona conurbada de la Ciudad de México.

Según el CONEVAL de sus más de 266 mil habitantes, tan solo 46 mil no se encuentran en situación vulnerable o de pobreza. Esto es uno de los factores por los que se considera una de las entidades de “alto riesgo” del Estado de México, desde 2015. De hecho, cancha La Doce era uno de los “focos rojos” de la zona, ya que, dada su falta de alumbrado y el abandono en el que estaba, fungía como ring de pelea para las tres secundarias cercanas por las tardes y como punto de concentración para la venta, compra y consumo de drogas por las noches.

Ahora es un espacio recreativo en forma que incluye el centro de juego, equipos de gimnasio y talleres de ajedrez. Pero más allá de esto, cancha La Doce se ha convertido en un emblema de la región y en un modelo a seguir para los espacios públicos del municipio.

Cancha La Doce: construir mediante sinérgias

Para entender a la cancha La Doce es necesario conocer sus múltiples inicios. Por un lado, se encuentra la asociación civil Natlik, conformada por cinco vallechalquenses interesados en fortalecer e impulsar el talento y desarrollo del municipio. Luis Enrique Martínez Barrón, Pablo Herrera Nila, Fernando Espejo Arroyo, Alfredo Genaro Gómez López y Daniel Banda, sus integrantes, fueron quienes contactaron a Emilio Martínez, representante de Love Futbol.

El diseño: aspecto clave en cancha La Doce

Aunado a esto, se buscó que el diseño de cancha La Doce también reflejase la identidad del Valle de Chalco. Desde la representación del escudo del municipio en el mural que da la bienvenida a la cancha hasta la inclusión de un espacio que permitiera filtrar el agua al subsuelo para ayudar al crecimiento de la laguna de Xico. “Nosotros creemos que la arquitectura y un buen diseño deben estar al alcance de todos y no solo de quienes puedan pagarlo. Ahora, ya probamos que es posible siempre y cuando la sociedad esté involucrada”, explica Alejandro Guardado.

Del municipio 122 a cancha La Doce: una historia de solidaridad

El municipio 122 del Estado de México tiene una larga historia de participación ciudadana, remontándose, incluso, a sus propios orígenes. El Programa Nacional de Solidaridad fue un proyecto integral para combatir la pobreza extrema en todo México a partir de la sociedad civil, el primer beneficiario fue el Valle de Chalco. Esto dio pie a un nuevo movimiento, demandando la creación del municipio libre 122 del Edomex.

Artículo Extraído de Chilango.com