Viernes 21 de Septiembre de 2018

Programa
En Vivo

NO SUFRAS DE RESACA ESTE 16 DE SEPTIEMBRE CON ESTOS CONSEJOS

Lo malo no es beber, lo malo es despertar y sentir la resaca. En México existen varios mitos, chismes y rumores sobre productos que pueden eliminar los síntomas de una noche de fiesta.

 

Seguro usted ha intentado de todo, desde comer unos chilaquiles bien picosos hasta echarse una cervecita para la “cruda”, y seguro se ha sentido mucho mejor, quizá no, el caso es que no todo sirve para aliviar esos duros momentos de cansancio, dolor de cabeza, irritación, falta de memoria y,  bueno, para qué seguir, mejor ir al grano: aquí algunos consejos para desaparecer la resaca después del Grito de Independencia

1. Agua

Beber genera deshidratación en el cuerpo. Los rumores dicen que si usted bebe agua en la cruda puede morirse o le se puede congelar el estómago, o algo así (incluyendo la gesta de sandía). Bueno, no le haga caso a eso. Usted beba litros y litros del vital líquido, al cabo que no existen registros médicos de alguien que haya muerto por beber agua. El consumo de este líquido se recomienda en todo momento, incluso antes y durante una borrachera. Si usted bebe un traguito de alcohol y uno de agua los estragos de la cruda no serán tan malos. Por otro lado, el combinar ambas cosas provoca que usted dure mucho más tiempo de pie. Así de buena es el agua.

2. Una cervecita para la cruda

No se fíe. Después de una buena juerga lo que su cuerpo quiere es restablecerse, no volverse a enfiestar. Su organismo cuenta con grados altos  de ácido úrico y de otras sustancias, que están por salir o están siendo procesadas. Si usted bebe una cervecita, provocaría que el organismo trabaje de más y los índices de toxinas y otras sustancias se mantengan altas. Por otra parte, justo en la resaca usted está deshidratado, si consume alcohol lo que provoca es más deshidratación. Si usted piensa que una cervecita lo alivia, puede que lo sienta, porque el alcohol relaja. Si de todas formas se le antoja una cerveza bien fría, bébala, pero recuerde que la cruda le durará más tiempo.

3. Picante

A veces el picante cae excelente en esos momentos de reflexión (no lo vuelvo a hacer), es decir, de cruda. Una amplia variedad de chiles contiene capsaicina, un analgésico natural que provoca la liberación de la histamina y la sustancia P (participante en la percepción del dolor). No obstante, no siempre es lo mejor, pues finalmente es un irritante, y recuerde que el alcohol también vuelve sensible al estómago, así que si usted come unos chilaquiles bien picosos puede que genere otros malestares.

4. Caldo 

Es una infusión de agua caliente, carne, grasa (la grasa ayuda a metabolizar el alcohol) y jugos de verduras. Sí, puede ser una buena opción. Finalmente es agua con vegetales a una temperatura que lo hará sudar y sacar las toxinas. Pero cuidado, muchos caldos o sopas tienen mucho picante, o puede que usted no tenga estómago para algo agresivo y caliente. Sólo eso, no se olvide que para superar una resaca necesita atender a su cuerpo, no forzarlo a nada y menos a irritarlo más.

5. Tacos

Bueno, como ya se mencionó, la grasa ayuda metabolizar el alcohol. Aunque no siempre es lo mejor. El organismo puede rechazar este tipo de alimentos grasosos. Sobre todo porque el estómago, las papilas gustativas o usted mismo están en un momento de sensibilidad. Un pequeño golpe de grasa puede provocar el vómito.

6. Frutas

Lo mejor para salir de una cruda es comer algo dulce. Para que usted no arriesgue su salud comiendo golosinas, mejor consuma un rico mango, manzana, guayaba, plátano o lo que encuentre a la mano. Las frutas son muy recomendadas para restablecer los valores de azúcar, mismos que disminuyen cuando el alcohol llega al torrente sanguíneo. Muchas personas optan por los jugos, y puede que ayuden, aunque los médicos siempre recomiendan que sea fruta, porque mientras se alimenta, da fibra, vitaminas, y demás beneficios.

7. Bebidas energetizantes

Hay personas que lo primero que hacen al despertar de una borrachera, es beber refresco. Así se sienten mejor. Puede que sí, de ese modo es como el azúcar llega a la sangre. Sin embargo, consumir refresco atrae muchos problemas de salud, así lo indican autoridades. Es mejor tomar agua. Ya que si no quiere es preferible tomar una bebida energetizante que reponga los electrolitos perdidos. Estas bebidas ayudan, pero no deben consumirse en exceso.

8.  Jugo de tomate

Hay personas que les viene bien un Bloody Mary, esto es porque el jugo de tomate contiene potasio en abundancia, mineral que se pierde al expeler electrolitos. Claro, el Bloody Mary tiene alcohol, así que mejor usted sólo consuma en juguito de jitomate. Es una bebida que se puede encontrar en cualquier tienda. Sin embargo el sabor no siempre es agradable para todo el mundo.

9. Huevos 

Tienen gran cantidad de cisteína, un aminoácido que disuelve el alcohol y que actúa como una depuradora. Hay gente que los combina con algún jugo o licuado. Aunque la sensación del huevo ha provocado que más de uno devuelva al exterior todo.

10. Bicarbonato de sodio

La acidez ocasionada por beber como si fuera la última borrachera de la vida genera un cúmulo de náuseas. Una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua neutraliza el ardor estomacal. Además, es rápido: la efervescencia fomenta la absorción instantánea. En la tiendita de la esquina hay varios productos con bicarbonato a un precio accesible.

11. Lo bailado nadie se lo quita

Según expertos, no existe algo que alivie la cruda de forma inmediata. En varios países de Europa ya existen clínicas para el tratamiento de la resaca, en donde al paciente se le administran sueros y diversas sustancias para reponer las fuerzas que se llevó una noche de copas. No obstante, no se preocupe si usted no cuenta con una clínica cerca. Afronte con valor esta etapa, total, los momentos de alegría de una noche antes nadie se los quita. Bueno, hay casos en donde no se recuerda nada. Si eso le pasó, guarde la calma, repose, cuídese, consiéntase y después entre a sus redes sociales para que lo pongan al tanto,

Artículo Extraído de sinembargo.mx