14-11-2019   17:21

QUÉ ES EL BIG ONE Y QUÉ PROVOCARÍA EN LA FALLA DE SAN ANDRÉS

2019-07-08

Los sismos que se han registrado en las últimas horas en California han desatados los cuestionamientos sobre la potencialmente más peligrosa, la falla de San Andrés, que atraviesa el Estado de norte a sur y se extiende a lo largo de 1,300 kilómetros.

Cabe destacar que la falla de San Andrés que delimita la placa norteamericana de la placa del Pacífico y es una de las más estudiadas del planeta, ya que en su práctica totalidad se encuentra sobre la superficie terrestre.

Sobre ella se asientan los enormes centros urbanos de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos y San Diego, y 38 millones de personas que viven en sus inmediaciones. 

Sin embargo,  lo que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, ya que al no haberse producido un terremoto en casi 300 años, ha acumulado tensión y podría dar lugar al “Big One”.

Con el “Big One” los científicos se refieren a un terremoto más catastrófico y mortal en la historia de Estados Unidos que, según los sismólogos, ya debió haber ocurrido.

El cual representa la catástrofe más mortífera en Estados Unidos; sismólogos del Geological Survey simularon los efectos de un gran terremoto en California para un programa de estudio.

En dicho estudio, se planteó uno de los modelos de computadora en el cual hace la representación de lo que sería el próximo gran evento en la falla de San Andrés será de magnitud 7.8, e iniciará una ruptura en el sur de California cerca del Mar Salton y luego se disparará hacia el norte a lo largo de la falla para golpear a Los Ángeles.

La parte media de la falla de San Andrés se rompió hace unos 160 años y la parte norte en 1906, provocando el devastador terremoto de 7.8 grados que destruyó gran parte de San Francisco en 1906 y dejó más de 3,000 muertos.

Los cálculos más conservadores apuntan a que, de producirse un temblor de esa magnitud en esa sección, cerca de 2,000 personas morirían y habría más de 50,000 heridos, según lo publicado por El Diario.

Alrededor del 1% de los edificios en un área de 10 millones de personas colapsarían y alrededor de la mitad de las construcciones en la zona tendrían que ser abandonadas, los daños materiales superarían los US$200,000 millones.

Debido a los sismo que se han registrado en California en los pasado en las últimas horas, de magnitud 6.6 el pasado jueves, mietras que la noche del viernes de 7.1, ha provocado voltear la mirada a la famosa falla de San Andrés.

Fuente: debate.com.mx